sábado, 12 de mayo de 2018

PANORAMA MUNDIAL

DOSSIER
PANORAMA MUNDIAL
ARTICULOS DE LA PRENSA DIGITAL
No. 19/La Habana, viernes 11 de mayo del 2018/Año 60 de la Revolución/RNPS 2442

Sumario

POLÍTICA
·       La Mejorana y las páginas arrancadasdel Diario de José Martí (Cubadebate)
·       Falsas noticias como armas de Washington (Por Esto!)
·       Tormenta sobre la Casa Blanca (Por Esto!)
·       Idealizar a corruptos y dictadores (Rebelión)
·       El ciclo de la mentira (Red Voltaire)
·       Siniestra simbiosis (Por Esto!)

ECONOMÍA
·       Argentina, ¿foco de una nueva crisis económica? (Sputnik)
·       Los grandes ganadores son los delincuentes corporativos (Progreso Semanal)
·       Veinte años no es nada (Rebelión)
·       Guerra comercial china-estadounidense: punto de inflexión (Rebelión)
·       La demanda de crudo lleva ya casi un año por encima de la oferta mundial (El Economista)

SOCIEDAD
·       Papi, ¿por qué me odias? (El Quinto Patio)
·       Un nuevo avance contra los derechos laborales (Rebelión)

CIENCIA Y TECNOLOGÍA
·       La radiación “letal” que provocó Little Boy en Hiroshima (La Vanguardia)



POLÍTICA

CUBADEBATE                            6 de mayo del 2018                                          CUBA

La Mejorana y las páginas arrancadas del Diario
de José Martí

Marta O. Carreras Rivery*

Hace 123 años, un día como hoy 6 de mayo, el alma herida de José Martí volcaba sobre las páginas de su diario de campaña como constancia y tal vez para su propio discernimiento, los hechos que habían marcado el momento más álgido y a la vez decisivo del reinicio de la contienda libertadora cubana, cuando el día anterior, los tres gigantes de la lucha por la independencia, José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo, juntos en el terreno de combate, se reunían en la finca del ingenio La Mejorana -hoy territorio de la provincia de Santiago de Cuba- para trazar la estrategia definitiva con la cual lograr en breve lapso de tiempo, la independencia de Cuba.

Cuba y Puerto Rico eran las dos últimas colonias que le quedaban al imperio español en América. Si en el primer cuarto de siglo, los ejércitos libertadores bolivarianos se habían enfrentado en sus guerras a un total de 100 mil efectivos realistas en todo el vasto territorio latinoamericano, a la altura de finales del siglo XIX, las fuerzas independentistas cubanas se verían obligadas a combatir, como último reducto del imperio, contra una concentración tres veces mayor en un territorio cientos de veces más pequeño y con potencialidades de hombres muchas veces menor. Si a esto se agrega el claramente identificado desafío que provenía de las apetencias expansionistas del vecino del norte que ya había engullido más de la mitad del territorio del fronterizo México, el gran reto del reinicio de la guerra en Cuba debía ser una estrategia de lucha superior y sistémicamente participativa para sostener su impulso y lograr su objetivo en el menor tiempo posible.

Sobrevivientes de ese encuentro, testimoniaron con posterioridad, que sentados a la mesa bajo la apacible sombra de un frondoso framboyán, con Gómez en el centro, José Martí a su derecha y Maceo a la izquierda, colocados en el extremo del primero José Maceo y del lado del Titán, Paquito Borrero y José Rabí, el tono de la discusión se tornó ríspido y cortante. Los tres grandes se levantaron y fueron a una de las habitaciones de la casona, donde se encerraron a discutir sin testigos. Nadie sabe a ciencia cierta qué temas se trataron, ni cuáles fueron las razones y los argumentos esgrimidos por cada uno, solo que tras abrirse la puerta, Gómez y Martí se marcharon del lugar entre soldados resistentes a su paso y durmieron esa noche –si acaso pudieron hacerlo- prácticamente desprotegidos con solo 20 hombres sin experiencias y mal armados, mientras Maceo juntó a sus hombres y se marchó a su campamento.

Cuenta el entonces alférez Ramón Garriga, quien como ayudante designado custodiaba en sus alforjas el diario de campaña de José Martí, que esa misma noche entregó el cuaderno al Apóstol y que al devolverlo, un día como hoy, estaban escritos varios pliegos más. Ese mismo día, recapacitando sobre su comportamiento, Maceo envió a buscar a Martí y a Gómez de regreso al campamento y fueron recibidos con toda la tropa formada y los invitó a pasar revista militar, intentando borrar el desaire ocurrido en La Mejorana.

Nadie nace perfecto para liderar una contienda; es la contienda la que entre aciertos y errores, hace brotar el genio de un líder que la encuentra y se entrega a ella. Y es la obra de la vida de los hombres en la consecución de objetivos supremos que los trascienden como personas, lo que los hace brillar entre los demás y más allá de su tiempo. No es posible imaginar un empeño tan sublime como lograr la independencia y la soberanía de Cuba, asediada siempre, en un fin de siglo tan convulso, sin imaginar contradicciones. No es en lecho de rosas donde se fraguan las grandes voluntades y las hazañas. Nacemos y morimos como humanos; nunca dioses.

Los testimonios de aquella época y las escasas referencias que se han podido acopiar en misivas escritas con posterioridad a ese encuentro, sugieren que en La Mejorana volvieron a aflorar las viejas contradicciones entre el poder civil y el poder militar que dio al traste con la Guerra de los Diez Años. Maceo defendía un poder militar sin interferencias, con un grupo legislativo que se ocupase de redactar las leyes de acuerdo al momento y que una vez conseguida la victoria, se conformara el gobierno; pero eso difería de la proyección martiana, que veía la necesidad de un gobierno civilista con funciones bien delimitadas, para el apoyo social a la causa en armas y el impulso para el logro de la ansiada independencia.

En su carta inconclusa a Manuel Mercado un día antes de morir, José Martí escribía: “…La revolución desea plena libertad en el ejército, sin las trabas que antes le opuso una Cámara sin sanción real, o la suspicacia de una juventud celosa de su republicanismo, o los celos, y temores de excesiva prominencia futura, de un caudillo puntilloso o previsor; pero quiere la revolución a la vez sucinta y respetable representación republicana -la misma alma de humanidad y decoro, llena de anhelo de la dignidad individual, en la representación de la república, que la que empuja y mantiene en la guerra a los revolucionarios”.

También existe la tesis de que en aquella reunión se debatió sobre la invasión a occidente y que Martí insistía en la necesidad de hacerla a la mayor brevedad posible, luego de conformar el Gobierno de la República en Armas en Camagüey. En ese mismo sentido, el posible disgusto de Maceo por el apoyo que el experimentado Máximo Gómez había dado a la idea de Martí de ponerlo bajo las órdenes de Flor Crombet, con quien el Titán de Bronce tenía discrepancias personales, incidente que pudo haber desatado la ira de Maceo la noche anterior.

Todo indica que también se abordó la conveniencia de la salida de Martí del campo insurrecto que Maceo consideraba imprescindible para el apoyo logístico desde el exterior, a lo que Martí se opuso hasta que no lograra llegar al Camagüey, pudiera entrevistarse con Bartolomé Masó y con Salvador Cisneros Betancourt, formara el gobierno y participara en combates. De cualquier modo, él había sido el organizador de esa guerra y le parecía indigno, no jugarse la vida por la independencia de Cuba en los campos de batalla, como así lo escribió premonitoriamente en la famosa carta a su amigo Manuel Mercado: “…ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso…”.

A la caída en combate de José Martí en Dos Ríos, el diario de campaña fue entregado a Máximo Gómez tal y como lo dejó escrito José Martí, con todas sus hojas íntegras, según testimonió Ramón Garriga, quien llegó después a grado de coronel. Gómez lo mantuvo siempre a buen recaudo en un cofre de madera junto con el suyo, hasta que 46 años después del incidente y 36 años de su fallecimiento, descendientes de Gómez, en 1941 entregaron ambos diarios para su publicación, el de José Martí como un apéndice del de Gómez. Es en ese momento en que se suscita la polémica de las cuatro hojas arrancadas y de quién pudo hacerlo, un asunto aún sin resolver.

Se sabe que poco días después del fallecimiento de José Martí, en una carta escrita a Gómez fechada el 16 de junio de 1895, Maceo señala en alusión a la discusión en La Mejorana: “la última vez que nos vimos usted, Martí y yo, creía un poco prematuro la formación del gobierno, pero hoy lo exige la pujanza de la revolución”.

¿Qué fue en realidad lo que se discutió aquel día en el ingenio? ¿Qué lecciones nos traería como experiencia histórica para hoy? Nadie pudo plasmarlo mejor que José Martí, pero lo escrito desapareció. Refiriéndose a esos acontecimientos el historiador cubano Rolando Rodríguez en su libro “Dos Ríos: A caballo y con el sol en la frente”, publicado por la Editorial Capiro de Villa Clara en 2014, escribió lo que considero la mejor sentencia sobre lo acontecido:

“…No se trataba de que ellos hubieran elegido la empresa, sino que la empresa los había elegido a ellos, porque dada su índole descomunal, ciclópea, para ella se necesitaban leones, y los leones no se acarician. Resultaban los tres, el fino, seductor y genial José Martí; el vigoroso, enérgico y talentoso Maceo; el áspero sagaz y empeñoso Gómez, hombres hechos para mandar y para dirigir, cada uno a su forma, y no para ser mandados. Sus relaciones no podían ser, por tanto, fáciles y eso explica las divergencias. Si ellos hubieran sido de otra forma, posiblemente sus nombres nunca habrían pasado a la historia…”.

Lo que sí testimoniaron sobrevivientes que estuvieron presentes el día en que fueron regresados al campamento Martí y Gómez, es que luego del pase de revista, Martí les explicó el giro que debían tomar las acciones en Cuba y que unos instantes después, los tres hombres se abrazaron frente a la tropa que celebró con gritos de júbilo y alborozo el significativo gesto: la lucha por la independencia y la soberanía de Cuba está más allá de todo y de todos.

Y en eso radica la fuerza del proyecto en el que 123 años después aún seguimos enfrascados quienes queremos lograr que nuestra Cuba independiente, alcance soberanía plena en todos los frentes y prosperidad, lo cual solo es posible con la unión de sus hijos, que a decir de Martí significa “Con todos y para el bien de todos”.

Selección en Internet: Lázaro Zada Carpio

*Periodista y diplomática cubana, colaboradora de Cubadebate



POR ESTO!                               4 de mayo del 2018                                       MÉXICO

Falsas noticias como armas de Washington

Manuel E. Yepe*

Nadie piense que valerse de falsedades como pivote para la proyección y ejecución de la política exterior estadounidense es una innovación o un aporte de Donald Trump. Ha sido una tradición en la política exterior de Washington desde la voladura del acorazado español Maine en el 1898, en La Habana, que sirvió para que Estados Unidos declarara la guerra a la monarquía hispana y cuya secuela fue el surgimiento del imperialismo norteamericano.

En el 1997 fue muy exitosa en Estados Unidos la exhibición de Menear el perro (Wag the dog), versión libre cinematográfica de la novela Héroe Americano, de Larry Beinhart, protagonizada por Dustin Hoffman y Robert De Niro con la dirección de Barry Levinson.

La película trata sobre un experto en manipulaciones (spin doctor, en la jerga de relaciones públicas estadounidense) y un productor de cine que fabrican una guerra para distraer la atención de los votantes de un escándalo sexual que obstaculizaría la reelección del Presidente de Estados Unidos.

La cinta se estrenó un mes antes de declararse el escándalo con Mónica Lewinsky y el bombardeo subsecuente de la fábrica de productos farmacéuticos Al-Shifa, en Sudán, decretado por la administración Clinton, que generó numerosas comparaciones de la realidad con el filme.

En la cinta, el Presidente es sorprendido enamorando a una joven menor de edad, en la Oficina Oval, dos meses antes de las elecciones. El spin doctor decide crear una guerra ficticia contra Albania a fin de atraer la atención de los medios a este conflicto desviándolo de la Casa Blanca.

El engaño surte efecto inicialmente moviendo las estadísticas electorales a favor del Presidente. Pero luego esto choca con los intereses de la CIA que favorece al candidato opositor y todo ello se complica en una sucesión de suciedades y perversiones típicas de la política estadounidense.

Las noticias falsas (fake news, en inglés) se han convertido en armas de “cuarta generación” que, insertas en los escenarios de las nuevas tecnologías de la  información, las superan ampliamente en alcance y vigencia, dado que el escenario en que se vierten supera exponencialmente el nivel de difusión del contenido a través de los soportes informáticos de las redes sociales, donde lo falso se torna verdadero.

Ejemplo de recientes noticias falsas usadas como armas de guerra ha sido el caso de los supuestos ataques acústicos contra funcionarios de la Embajada de EEUU en Cuba.

Esta falsa noticia fue desmentida de múltiples formas, incluso por una investigación realizada en la Universidad de Michigan por el investigador Kevin Fu, quien determinó que los supuestos ataques “se habrían producido por una interferencia entre dos fuentes de ultrasonido muy cercanas a los afectados: una, un dispositivo de escucha y espionaje; la otra, un bloqueador ultrasónico de dicho aparato”.

Vale decir que fueron las propias actividades de espionaje que los  estadounidenses desarrollaban dentro de su Embajada en La Habana las que provocaron los supuestos ataques acústicos que afectaron a sus diplomáticos.

Un gran número de verificaciones anteriores había confirmado la falacia, pero el objetivo de esa falsa noticia no era rectificar algo, sino provocar tensión y ruptura en los vínculos entre Washington y La Habana en función de objetivos políticos del régimen de Trump.

Otro caso reciente fue el del envenenamiento en Inglaterra del doble agente ruso Serguei Skripal y su hija Yulia, por el que se acusó automáticamente al Gobierno ruso, supuesto único productor de una sustancia química conocida como Novichok que -según se pudo conocer- no se produce solamente por laboratorios rusos, sino que puede producirse en varios laboratorios británicos, lo que dejó claro que la alevosa acusación buscaba desprestigiar al Kremlin.

Peor aún ha sido el caso del supuesto ataque químico que Siria habría llevado a cabo en la ciudad de Duma, recientemente liberada por el Ejército Árabe Sirio de la ocupación por fuerzas terroristas que tienen apoyo de Estados Unidos.

Un equipo de periodistas del canal estadounidense One America News Network (OAN) -que es de orientación y audiencia netamente conservadora y apoya a Donald Trump- visitó Duma y declaró públicamente que no había encontrado evidencia alguna del ataque químico, supuestamente acaecido el 7 de abril, haciendo quedar en ridículo a su Presidente.

Muy mal debe de andar la autoestima de la política exterior de la superpotencia estadounidense cuando tiene que recurrir, una y otra vez, a falsedades y manipulaciones para tratar de mantener la idea de la invencibilidad del imperio posicionada en el imaginario colectivo.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

*Periodista cubano especializado en política internacional



POR ESTO!                                4 de mayo del 2018                                       MÉXICO

Tormenta sobre la Casa Blanca

Pedro Díaz Arcia*

Veo lo que sí veo. Pobre de los que no quieran ver, porque al no hacerlo se apartan de la realidad. De ser así, el pecado se paga con recargo. Quizá vieron los nubarrones y no previeron la tormenta. Ahora no saben cómo campearla y recurren a la manipulación. aquí o allá, con esos equipos de consejeros no necesitan enemigos.

En tanto la agenda internacional prioriza temas de especial interés para la convivencia internacional, la Casa Blanca es el blanco de los analistas y la prensa por la diversidad de problemas que se suceden en un rosario interminable.

Mientras Donald Trump se prepara con sus asesores ante una eventual convocatoria del fiscal especial Robert Mueller sobre asuntos de particular delicadeza, se agudiza el escándalo por su presunto encuentro sexual con la estrella porno Stormy Daniels, en el 2006.

El quid del problema no radica en si tuvo o no esos vínculos, ya casado con su esposa Melania, sino lo relativo al pago de 130 mil dólares para que Daniels guardara silencio cuando diez años después el “mitómano de oro” aspiraba a la presidencia.

Michael Cohen, abogado personal del magnate, había suscrito un acuerdo de confidencialidad con la actriz en nombre de un cliente que no lo firmó. Meses atrás, Daniels demandó a Cohen y al propio Trump para que fuera anulado el trato.

La situación se agravó cuando Cohen se acogió a la Quinta Enmienda, que lo protege de autoincriminarse, luego de que el FBI allanó su residencia y la oficina para incautar “dispositivos electrónicos y documentos”.

Michael Avenatti, defensor legal de Daniels, afirmó que “nunca antes en la historia de nuestra nación, el abogado del Presidente en funciones invocó la Quinta Enmienda para asuntos que están relacionados con el Presidente”. Trump rompió otro récord.

Pero lo inesperado fue la declaración del ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, quien en una entrevista en Fox News dijo que el pago a Stormy Daniels fue canalizado “a través de una firma de abogados y el Presidente lo reembolsó en un período de varios meses”; aunque refirió que no procedía de la campaña.

Durante la entrevista, Giuliani parecía estar como pez en tarima. En un estilo resbaladizo, pero desenfadado, al recordarle un reportero que el Presidente aseguró no saber nada sobre el pago, el exaspirante a la presidencia dijo, aparentemente sorprendido, “ah, no sabía los detalles, que yo sepa”.

El 6 de abril, un periodista preguntó al gobernante, a bordo del Air Force One, si sabía del pago a Daniels. “No”, respondió categórico. Otro inquirió si sabía de dónde salió el dinero. “No, no lo sé”, afirmó.

En el origen del dinero está el quid del problema, pues si provino de una donación no declarada, que es un delito, Trump podría ser enjuiciado. Giuliani, quien fue incorporado al equipo de asesores del Presidente para enfrentar la investigación de Mueller, de hecho, llamó mentiroso al mandatario y también a Cohen.

Trump reconoció, finalmente, que entregaba un anticipo mensual a su abogado para que acabara con las “falsas y extorsionadoras acusaciones” de la actriz. Creo que podría ser una trama para airear los trapos sucios y luego tratar de distorsionar los hechos.

Pero, ¿cómo es posible que el Presidente de Estados Unidos pague para silenciar “falsas y extorsionadoras acusaciones”? Cualquier ciudadano, que se respete, nunca lo haría.

Entonces, ¿podría Trump ser chantajeado por una gran potencia?

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

*Investigador y analista político cubano



REBELIÓN                                 7 de mayo del 2018                                       ESPAÑA

Idealizar a corruptos y dictadores

Ilka Oliva Corado*

Literal, en Latinoamérica los canonizan y los convierten en santos automáticamente en el instante de su muerte. Estas sociedades fulminadas por la doble moral y la desmemoria honran el cinismo y la tiranía, marchamándoles virtudes y bondades a autores intelectuales de crímenes de lesa humanidad y a asaltantes en cuadrilla que desfalcan países completos.

La iglesia se postra ante el féretro del abusador, honrándolo por haber continuado con el legado de avasallador.

Balas de salva humean el cielo de una América Latina desollada por la mancilla milenaria de hijos deshonestos y traidores. Una bandera a media asta anuncia el deceso de quien en vida hizo trizas a un pueblo que no supo querer ni honrar.

Los noticieros anuncian con doble dramatismo la muerte de los tiranos, que presentan con su mecanismo de mediatización y engaño como beatos y les inventan un carácter íntegro que nunca tuvieron, honradez de la que siempre carecieron y sensibilidades que nunca conocieron.

Ocultan los desfalcos, las tranzas, las órdenes de torturar, asesinar y desaparecer. Ocultan los abusos, las hartazones, las orgías con niñas secuestradas, las cuentas bancarias, los sobornos y las múltiples propiedades de las que se adueñaron en robos legalizados por la injusticia.

Un pueblo abatido, sediento, con hambre y cansancio, sucumbido en el olvido y el abuso, observa allá a lo lejos, por televisión o escucha por radio, los actos protocolarios de la despedida de los criminales que murieron sin haber pagado con cárcel los abusos y los asaltos, los crímenes de lesa humanidad por los que fueron honrados por la iglesia y por el sistema.

Otros criminales envían las condolencias desde los gobiernos de otros países y se imaginan sus propios sepelios con bombos, carrosas y con ejércitos lanzando cañonazos humando el cielo de una América Latina ultrajada por ellos mismos.

Queda el botín, la poltrona y el poder, que se lo pelearán a muerte las bandas de criminales que hacen de las leyes su papel higiénico. Hasta que las aguas se calman y entonces muere otro lacayo, y comienza de nuevo el mismo ritual y el mismo pueblo carente de oportunidades de desarrollo, esclavizado y agonizante, observa allá a lo lejos o escucha por radio, los cortejos fúnebres de otro tirano que murió sin haber enfrentado la justicia.

Pero un día, ese pueblo esclavizado, ese pueblo oprimido, dejará de estar de rodillas y se pondrá de pie, porque aún resiste, porque se niega a olvidar, porque sigue luchando. No verá allá a lo lejos por televisión o escuchará por radio, será el actor principal de los juicios donde la justicia envíe a prisión a los tiranos. Y los verá esposados camino a las mazmorras donde se pudran por déspotas y sus nombres serán olvidados del imaginario colectivo.

Y será la Memoria Histórica, la justicia y la dignidad la que nutra, fortifique y libere a los pueblos que otrora fueron mancillados por los vasallos.

Latinoamérica tiene la fuerza milenaria de los Pueblos Originarios, raíz que ningún tirano ha podido secar aunque haya intentado arrancarla, y esa raíz crecerá, serán árboles frondosos y páramos florecidos. Será una América Latina con la armonía, la belleza y la frescura de las aguas limpias de los riachuelos que nacen en las montañas.

Entonces lo de idealizar corruptos y dictadores quedará en los libros de historia, escritos por los pueblos, para que jamás se vuelva a repetir.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

*Escritora y poetisa guatemalteca, inmigrante indocumentada con maestría en Discriminación y Racismo.


RED VOLTAIRE                        1 de mayo del 2018                                    FRANCIA

El ciclo de la mentira

Cuando las potencias occidentales quieren condenar a alguien, le atribuyen todo tipo
de crímenes hasta ponerse en posición de sentenciarlo. No les importan la Verdad
ni la Justicia, solo su propio poderío. Al referirse a la acusación sobre el supuesto uso
de armas químicas en Siria, Thierry Meyssan recuerda que, aunque esa acusación tiene
solo unos años, la designación de Siria como culpable ya cuenta más de 2 milenios.

Thierry Meyssan*

Las potencias occidentales sostienen que una «guerra civil» se inició en Siria, en el 2011. Pero en el 2003, el Congreso de Estados Unidos ya adoptaba una declaración de guerra contra Siria y el Líbano (la Syria Accountability and Lebanese Sovereignty Restoration Act, o sea la Ley sobre la Responsabilidad de Siria y la Restauración de la Soberanía Libanesa), ley que el presidente George W. Bush firmó aquel mismo año.

Después del fallido intento del secretario de Estado Colin Powell, quien trató de convertir la Liga Árabe en un tribunal regional –durante la cumbre de Túnez, en el 2004–, la agresión occidental se inició con el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri, en el 2005.

El entonces embajador de Estados Unidos en Beirut, Jeffrey Feltman –quien muy probablemente organizó personalmente el crimen–, acusó de inmediato a los presidentes de Siria, Bachar al-Assad, y del Líbano, Emile Lahoud. La ONU envió una misión investigadora, luego varios ejecutivos de la ONU y del Líbano crearon un seudo Tribunal Internacional, que nunca fue ratificado por la Asamblea General de la ONU, ni por el Parlamento libanés.

Desde el momento mismo de su creación, ese tribunal contó con testimonios y pruebas convincentes. Los dos presidentes se vieron internacionalmente marginados, varios generales fueron arrestados por la ONU y mantenidos en la cárcel durante años, sin ser ni siquiera inculpados. Pero, con el tiempo, se descubrió que los testigos eran falsos, las pruebas perdieron todo valor y la acusación acabó desmoronándose. Hubo que liberar a los generales encarcelados… y presentarles excusas. Bachar al-Assad y Emile Lahoud volvieron a ser personalidades presentables.

Trece años después, el estadounidense Jeffrey Feltman ocupa el segundo cargo más importante en la ONU y el tema cotidiano es el supuesto ataque químico de la Ghouta. Como antes, hay testigos –los “humanitarios” White Helmets (Cascos Blancos)– y también pruebas supuestamente convincentes –fotos y videos, captados por los mismos Cascos Blancos. El culpable es, como de costumbre, el presidente sirio Al Assad. La acusación de hoy ha sido cuidadosamente preparada mediante una serie de rumores, desde el 2013. Sin esperar que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) verificara los hechos, las potencias occidentales se erigen en juez y verdugo, condenan a Siria y la bombardean.

El problema es que hoy en día Rusia se ha convertido nuevamente en una superpotencia capaz de medirse de igual a igual con Estados Unidos y está exigiendo que se respeten las normas y procedimientos internacionalmente reconocidos y el envío a Damasco de una misión de la OPAQ. Rusia acaba incluso de llevar a La Haya, sede de la OPAQ, 17 testigos presenciales del falso ataque químico, testigos que revelaron la manipulación montada por los Cascos Blancos.

¿Cómo reaccionaron los 17 países de la alianza occidental presentes? Se negaron a escuchar a los testigos oculares y a confrontarlos a los Cascos Blancos.

Esos países publicaron un breve comunicado, donde denuncian lo que llaman el «show ruso». Olvidando que ya habían condenado y castigado a Siria, afirman en ese documento que la presentación de los testigos oculares afecta la responsabilidad de la investigación de la OPAQ y argumentan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya confirmó el ataque químico y que cuestionarla sería una indecencia. Y, por supuesto, llaman a Rusia a respetar el Derecho Internacional… que ellos mismos violan constantemente.

Pero hay además varios problemas:

- la declaración de la OMS viola las prerrogativas de esa organización,
- está redactada en condicional,
- no se basa en informes de sus funcionarios sino únicamente en las afirmaciones de varias ONG asociadas que a su vez reportan… las acusaciones de los Cascos Blancos.

Hace 2 000 años que Occidente brama «Carthago delenda est!» (¡Hay que destruir Cartago!) [1] sin que nadie sepa a ciencia cierta lo que se reprochaba a aquella especie de sucursal comercial siria en Túnez. Ese siniestro eslogan se ha convertido en un reflejo en Occidente.

La sabiduría popular afirma en todas partes que «El más fuerte siempre tiene la razón». Esa moraleja se repite tanto en el Panchatantra indio como en las fábulas del griego Esopo, del francés Jean de La Fontaine y del ruso Ivan Krylov, aunque quizás proviene de Ahikar, el conocido sabio sirio de la Antigüedad.

Pero sucede que, desde el ridículo que hicieron el 14 de abril con su fracasado bombardeo contra Siria, las potencias occidentales ahora son «el más fuerte» solo cuando de mentir se trata.

[1] Cathargo delenda est! fue un eslogan popularizado por el senador romano Catón el Viejo a fuerza de repetirlo invariablemente al final de todos sus discursos. ¿Qué crimen había cometido Cartago? Ser más próspera que Roma.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

*Periodista y activista político francés, autor de investigaciones sobre la extrema derecha, presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace


POR ESTO!                                 3 de mayo del 2018                                      MÉXICO

Siniestra simbiosis

Alfredo García*

La funesta alianza entre la ultraderecha norteamericana e israelí a comienzos de siglo, retorna con mayor ímpetu entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Si en el 2003 el primer ministro israelí Ariel Sharon respaldó incondicionalmente al presidente George W. Bush en su engaño sobre la presencia de armas de destrucción masiva en Irak para justificar la invasión al país árabe, en esta ocasión Trump apoyó sin vacilar el aparente montaje construido por Netanyahu sobre el “archivo atómico secreto iraní”, para coadyuvar a la presión internacional del mandatario norteamericano contra la “imperfección” del acuerdo nuclear iraní.

El pasado lunes, Netanyahu mostró miles de copias de un supuesto “archivo atómico secreto iraní” que permanecía oculto en un almacén del distrito de Shorabad en el Sur de Teherán obtenido por sus servicios de Inteligencia, para acusar al gobierno de Irán de “engañar al mundo” sobre el acuerdo nuclear firmado en el 2015. El primer ministro israelí afirmó: “Israel compartió los archivos nucleares de Irán con EEUU y estos han confirmado su autenticidad”. Sin embargo, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), consideró que esas supuestas “pruebas”, no revelan “indicios creíbles” de que Irán persiga la fabricación de una bomba atómica.

La presentación televisiva de Netanyahu, recibió la inmediata respuesta de Irán: El vocero de Exteriores iraní, Bahram Qasemí, calificó de “propaganda ridícula” la intervención israelí y lo llamó “mentiroso e infame”, considerando sus declaraciones “inútiles y vergonzosas”.

Durante el gobierno de Bill Clinton y en oposición entonces a la política de la Casa Blanca, ocho destacados académicos y políticos ultraderechistas redactaron un documento que enviaron al recién elegido primer ministro Netanyahu, con recomendaciones en defensa de los intereses de Israel que incluían entre otros temas, negociar con los palestinos la “paz mediante la fuerza”, aplicar el principio de “ataque preventivo en vez de la represalia” y “apartar a Saddam Hussein del poder en Irak”.

Bush se impuso en las elecciones del 2001 y algunos de los autores de ese documento pasaron a formar parte de su Administración. Richard Perle, fue director del Consejo de Política de Defensa, Paul Wolfowitz, fue secretario adjunto de Defensa, Douglas Feith, ocupó el cargo de subsecretario de Defensa, John Bolton, subsecretario de Control de Armas y David Wurmser, su ayudante especial, todos cercanos al grupo de lobby legislativo proisraelí. Durante los dos mandatos del presidente Bush, la mayoría de los consejos enviados a Netanyahu, formaron parte de las directrices de la política exterior de EEUU hacia Israel.

No es un secreto el actual entorno ultraderechista y proisraelí en el Gabinete del presidente Trump. La política exterior de EEUU hacia el Medio Oriente, desde el final de la II Guerra Mundial, estuvo marcada por un equilibrio entre el interés en el petróleo (países árabes) y la alianza con Israel por el papel estratégico en favor de Washington durante la “Guerra Fría”.

Sin embargo, a partir de la Administración Bush esa relación pasó a convertirse en una siniestra simbiosis, que chocó de forma escandalosa con la prudencia del presidente Barack Obama. Con la nueva embestida de la ultraderecha en la Casa Blanca, esa peligrosa retroalimentación norteamericana-israelí reverdece para convertirse en explosivo cóctel político al incorporar a las reaccionarias monarquías del Golfo.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

*Periodista y director del semanario Voces.



ECONOMÍA

SPUTNIK                                      4 de mayo del 2018                                         RUSIA

Argentina, ¿foco de una nueva crisis económica?

Marcos Brindicci

Las autoridades argentinas están luchando contra una nueva crisis monetaria. Actualmente, es el segundo país más afectado por la crisis en Latinoamérica, después de Venezuela, cuyos problemas son, por supuesto, mucho más graves, observa Arina Koroliova, columnista del diario Expert Online.

Desde comienzos del 2018, Argentina ha sufrido una importante devaluación del peso. El 3 de mayo, el Banco Central Argentino volvió a elevar su tasa de interés, lo que provocó una abrupta caída de la cotización del peso —hasta 23,30 por dólar—.

El Banco Central de Argentina intenta contener la caída de la moneda nacional, gastando reservas y elevando la tasa, explica Koroliova. En el periodo de marzo a abril, de las reservas se gastaron más de 7 mil millones de dólares, es decir, más del 10%. Desde el 27 de abril, los tipos de interés han subido del 27,25% al 33,25%.

Una de las razones de ello es la alta tasa de inflación característica de los países de América Latina, señala la autora. Según el Instituto nacional de estadística y censos de la República Argentina, la tasa de inflación actual en este país es del 25,4%. La caída de las cotizaciones del peso hace esperar un mayor incremento de precios.

Asunto relacionado: Gobierno argentino dice tener bajo control la situación cambiaria

Al evaluar la situación histórica en Argentina desde el comienzo de la década del 2000, se observa que, de hecho, la crisis económica nunca ha terminado, sino que ha tenido etapas de debilitamiento y crecimiento, explica Maxim Jaritónov, director general de la empresa de inversiones Jaritonov Capital, citado por la periodista.

En el 2001, en Argentina se produjo el mayor 'default' del mundo. El país anunció su incapacidad de pagar deuda externa por un monto de 95 mil millones de dólares. Las autoridades decidieron reestructurar la deuda a largo plazo. Así, los viejos valores de deuda se canjearon con un descuento y con vencimiento en el año 2033.

Más: La economía popular en Argentina: ¿una alternativa a la crisis?

Sin embargo, no todos los acreedores del país hicieron concesiones. Los tenedores del 7,6% de la deuda compraron valores en mercados extranjeros para obtener ganancias rápidas, y comenzaron a presentar demandas contra Argentina en tribunales internacionales para que pagara sus deudas.

Bajo esta presión, el país se acercó al segundo 'default' y otras crisis sistémicas, de las cuales no ha salido hoy. Un crecimiento económico bajo, una inflación alta, así como la política de austeridad, introducida por el presidente Mauricio Macri en el 2015, no permiten a Argentina dar un paso hacia adelante, opina la autora.

Debido a la nueva emisión de títulos de deuda, el país mantiene la condición de deudor perpetuo, y puede resolver solo parcialmente los problemas actuales de la economía, que incluyen, ante todo, el déficit presupuestario, la inflación y la caída del PIB, indica Maxim Jaritónov.

"La falta de industrias nuevas, competitivas y de alta tecnología en el país, junto con la existencia de monopolios tradicionales, dependientes de los subsidios estatales, obstaculizan el avance económico", subraya la columnista.

El alza de la tasa de interés solo demuestra que el país teme otro impago de la deuda y resuelve los problemas sacrificando el poder adquisitivo de la población. Los disturbios populares en un país con una economía así son una norma. Con estas dinámicas, los nuevos problemas son inevitables, asegura Jaritónov.

Según Koroliova, ya está claro que las autoridades no lograron resolver los principales problemas de la economía y el balance monetario del país, aunque debe tenerse en cuenta que la economía de Argentina es bastante desarrollada y orientada a la exportación.

"Los problemas de la década del 2000 siguen acechando al país. Por lo tanto, para tratar con ellos, quizás valga la pena mirar hacia el pasado y llevar a cabo reformas duras, especialmente en el sector bancario, sin tener en cuenta al FMI, para que el Gobierno obtenga palancas reales en la política monetaria", concluye la autora.

El Gobierno de Mauricio Macri tomó la decisión de reducir medio punto porcentual el déficit primario estipulado para este año a fin de "ratificar el rumbo de la política fiscal" y "generar un ahorro sobre las finanzas públicas de 3 mil 200 millones de dólares", anunció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Selección en Internet: Raquel Román Gambino



PROGRESO SEMANAL                 3 de mayo del 2018                                     EEUU

Los grandes ganadores son los delincuentes corporativos

Max J. Castro*

Recientemente, el Miami Herald informó que “Marco Rubio cree que el nuevo código tributario de Estados Unidos será bueno para Overtown (**)”.

No podía dejar de reír. Entonces casi comencé a llorar. Rubio no es tonto, así que sabe muy bien que el nuevo recorte impositivo beneficia a los ricos y a las corporaciones, no a las comunidades en apuros. En realidad Rubio es un cínico y un mentiroso, dedicado durante toda su carrera a una infame guerra de clases para dirigir los recursos hacia arriba.

Supe que Rubio es un sinvergüenza desde que él estaba en la legislatura de la Florida y dije a algunos de mis amigos que abogan para que la atención médica se extienda a los niños inmigrantes, que el Partido Republicano no quería “crear otro derecho”.

Una persona que dice que un niño en un país rico no tiene derecho a la atención médica solo porque sus padres no pueden pagarla es, para mí, la definición de un canalla.

Claro, como todos los republicanos, él tiene un argumento acerca de por qué la reducción de impuestos para los ricos de Wall Street ayudará a los pobres de Overtown. Rubio afirma que los recortes fiscales harán que las empresas hagan grandes inversiones en Overtown.

Esperen sentados. Estos esquemas de desborde han sido probados muchas veces antes y han fracasado.

Esta vez no será diferente: interminables obstáculos burocráticos;  corporaciones que ven los incentivos fiscales y luego miran a Overtown y  deciden que no vale la pena. Otro ciclo de promesas incumplidas y frustración.

Otra noticia en el Herald deja en claro cómo la “reforma fiscal” republicana no es, en absoluto, acerca de bonanzas económicas para lugares como Overtown y sí es acerca de grandes ganancias para lugares como Wall Street: “bajo la nueva ley, en el último trimestre los grandes bancos ahorraron 3 mil 600 millones de dólares en impuestos”.

Si esos ahorros continúan, con el nuevo código tributario los perpetradores de uno de los peores desastres financieros en la historia cosecharán más de 15 mil millones de dólares. En contraste, Overtown, hasta la fecha, no ha ganado un centavo, y apuesto mis dólares contra rosquillas que cuando acabe el año será lo mismo.

Trump, como Rubio, usa la retórica del populismo. La realidad es diferente: “los seis bancos más grandes del país declararon ganancias récord, o casi récord, en el primer trimestre, y pueden dar las gracias a una persona en particular: Donald Trump”.

Quiero señalar que también deben agradecer a todo el Partido Republicano, incluido a Marco Rubio, para el cual el recorte de impuestos para los ricos fue un logro supremo en su larga guerra de clases de arriba hacia abajo.

La lista de los grandes bancos que obtuvieron los 3,6 mil millones de dólares en exenciones tributarias se parece a una de quién contribuyó más a favor de la Gran Recesión del 2008: JP Morgan Chase, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Bank of America. El crimen en las calles no paga. El crimen en las mansiones a menudo sí.

En la misma página se publican otras dos noticias que se agregan a la imagen de un sistema plagado de corrupción corporativa y política egoísta, más allá del recorte de impuestos.

“Las empresas de Trump obtuvieron millones de manos de grupos del Partido Republicano”, dice la información, y describe cómo la campaña de Trump y otros grupos políticos republicanos pagaron, desde el 2015, 15,1 millones de dólares a los hoteles, campos de golf y otros negocios de Trump.

El titular de la segunda es: “Wells Fargo recibe una multa de mil millones de dólares”. ¿Por qué? “A partir del 2016, Wells ha reconocido una serie de prácticas abusivas que engañaron a los consumidores por valor de millones de dólares”.

Ahora, con la reducción de impuestos, Wells apenas sentirá la multa. La creciente ola de ganancias en la banca levanta todas las naves, barcos piratas y destructores normales.

Los republicanos son excelentes en tres o cuatro cosas: encontrar la forma de reducir impuestos para los ricos; examinar los presupuestos del Gobierno para encontrar dinero que pueda ser retirado de los programas para la clase media y los pobres; inventar historias que justifiquen aplastar a los pobres mientras miman a los ricos.

Einstein descubrió que el tiempo y el espacio, la materia y la energía, no están separados, y nos confundió la mente. Los republicanos postulan sus propias paradojas. Arriba está abajo y menos es más. Reduzcan los impuestos a los ricos y habrá más ingresos fiscales. Reduzcan los impuestos a los acomodados y se beneficiarán los pobres y la clase media.

El problema con las teorías republicanas es que, a diferencia de Einstein, las ecuaciones no funcionan y los resultados nunca se corresponden con la teoría. Los recortes tributarios provocan mayores déficits presupuestarios, no aumentos en los ingresos tributarios o en el empleo. Los recortes de impuestos dirigidos a los ricos los benefician y no llegan al resto.

La diferencia es que Einstein quería entender el universo. Esto se llama ciencia. Los republicanos solo quieren conjurar teorías para argumentar por qué los ricos tienen derecho a obtener más dinero por medio de recortes de impuestos y los niños pobres no tienen derecho a la atención médica para salvar sus vidas. Esto se llama sofistería.

Marco Rubio practica, sistemáticamente, la sofistería, como lo hizo acerca de los beneficios del recorte de impuestos para Overtown. A su vez, todo el recorte republicano de impuestos se racionaliza mediante una versión más general del argumento de Overtown.

Todo es una tontería. Los resultados ya los sabemos. Los grandes ganadores del recorte de impuestos son corporaciones como Wells Fargo y Goldman Sachs, no los Overtown en todo el país. Los delincuentes corporativos han vuelto a ganar, gracias a Trump, a Rubio y a los republicanos.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

*Sociólogo, columnista y activista social

Nota del traductor:

**Uno de los lugares más importantes de Miami, si no el más importante, en lo que respecta a la historia negra. A pesar de leyes discriminatorias como Black Codes y Jim Crow, Overtown logró crecer y se convirtió en un área vital para la comunidad negra.


REBELIÓN                            1 de mayo del 2018-05-10                                 ESPAÑA

Tratado Libre Comercio Mercosur-UE
Veinte años no es nada

Paula Giménez*

El Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y el MERCOSUR sigue sus negociaciones. Pero las contradicciones en ambos bloques no terminan de saldarse, pese a la disposición manifiesta de varios gobiernos conosureños de aceptar cualquier imposición europea.

Volver, de Carlos Gardel, permite graficar lo que está sucediendo con el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Vuelven las negociaciones, pero ambos bloques enfrentan fuertes tensiones geopolíticas, que impiden encontrar una síntesis entre los intereses en pugna.

La Unión Europea entre los intereses europeos y los globales

El territorio europeo se encuentra en plena disputa entre la Alemania continental y la Francia global. Una tensión histórica que nos lleva a pensar que estos actores están más interesados en no perder su influencia en el mercado financiero, que en firmar un acuerdo multilateral y mal parido.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha intentado tensionar en diversas ocasiones para que este acuerdo no se firme, y no tanto por el lobby de los ganaderos y agricultores franceses –que existe- sino porque Macron pareciera estar respondiendo a los intereses de la banca Rothschild, de la cual fue su gerente durante cuatro años.

El actual presidente francés pareciera interesado en fortalecer en su país el desarrollo de una política financiera, asentada en la conformación de París como una de ciudad de importancia financiera, que la banca Rothschild pretende controlar. En relación a la Unión Europea, Macron pretende una Europa débil y subordinada a los intereses globales, y sobre todo cortar la relación de ésta con la Rusia y la China continental.

En el ala alemana, Ángela Merkel conformó en el mes de marzo la “Gran Coalición” de gobierno, expresada en la alianza entre socialdemócratas y conservadores. El tiempo perdido en la conformación de la alianza, significó para Merkel un retroceso en su proyecto de estado continental europeo, como potencia económica, financiera y militar, apuntando a construir un sistema mundial de relaciones multicéntrico, apoyado en la industria estratégica y en el desarrollo de innovación en ciencia y tecnología. La Gran Coalición alemana expresa en 177 páginas su programa de Gobierno, evidenciando su proyecto político bajo el lema “ser más europeos y seguir adelante con el proceso de integración”.

Alemania siempre contó con Francia como su aliado, conduciendo desde Bruselas y Francfort al proyecto Continental. Con Macron, Francia dio un giro global y empezó a mirar el tablero mundial con los ojos de Rothschild.

En este sentido la firma del acuerdo con el MERCOSUR sería un éxito para el eje germano-francés con asiento en la Unión Europea, ya que les permitiría ingresar con grandes beneficios comerciales y con gran influencia en el territorio sudamericano.
Con todo esto, la firma del Acuerdo en Europa, se encuentra condicionada entre la intención de Macron de consolidar a París como una potencia financiera global y la conformación en Alemania de un proyecto continental, con asiento en una economía fuerte y una industria estratégica y proyectada en un mundo multipolar.

Mercosur: apertura comercial para pocos, exclusión para las mayorías

En relación al MERCOSUR, Argentina y Brasil, por su mayor peso geopolítico, impulsan para la región un política económica de libre mercado, apostando al desarrollo de un modelo de regionalismo abierto, que implica “flexibilización” y acercamiento a la Alianza del Pacífico.

La disparidad de condiciones en la firma del acuerdo hace que cada vez sean más los sectores perjudicados. En el encuentro entre los negociadores del Acuerdo, reunidos en Asunción el pasado mes de febrero, la Coordinación de Sindicatos del Cono Sur (CCSCS) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) expresaron su desacuerdo con los términos sobre los cuales se propone hoy el posible acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea.

Ambos entregaron a los jefes negociadores una carta, donde expresan de manera clara y contundente las razones por las cuales no aceptarán el acuerdo: “No se perfila un auténtico acuerdo de asociación justo y equilibrado sino un TLC que perjudica a los países de menor desarrollo a ambos lados del Atlántico en su industria nacional, en la promoción de la producción y del trabajo decente”.

También los presidentes de las centrales industriales de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, reclamaron a los negociadores la inclusión de una “cláusula de desarrollo industrial” y la preservación de diversos instrumentos de protección a la producción y el empleo “fundamentales para el funcionamiento actual y futuro del Mercosur”.

Además, amplios sectores de la producción y el trabajo, así como movimientos sociales, partidos políticos y diversas organizaciones pretenden poner en la agenda parlamentaria, en la opinión pública y en la calle la advertencia sobre los perjuicios de esta política de libre mercado hacia una amplia mayoría de la sociedad.

Los presidentes de los países del MERCOSUR están impulsando un regionalismo abierto, dependiente de la especulación productiva y de los flujos financieros y comerciales mundiales, que, dicho sea de paso, atraviesan ritmos vertiginosos. Una política de libre mercado en una coyuntura como ésta puede resultar una apuesta muy riesgosa.

La apertura comercial y el libre mercado representan una amenaza de desintegración de las cadenas de valor con asiento productivo local o regional, reprimarizando la economía e impulsando el desarrollo de países especializados en la exportación de commodities, en el ensamble tecnológico de segunda calidad y en el circuito de la valorización financiera planetaria que empuja un nuevo auge en el endeudamiento externo regional.

Esto atenta al proceso de integración productiva y al desarrollo de un regionalismo autónomo, con países produciendo en ramas de industrias estratégicas diversificadas, y articuladas vertical y horizontalmente en todo el Mercosur.

Las clases dominantes y cipayas de Sudamérica, están dispuestas – una vez más- a condenar a la inmensa mayoría de sus pueblos a retroceder a condiciones de vida propios del siglo XIX.

Sólo el desarrollo de la conciencia y organización al interior de los sectores populares podrá revertir este proceso.

Selección en Internet: Raquel Román Gambino

*Licenciada y profesora de Psicología (UNSL), estudiante de la Maestría en Políticas Públicas para el Desarrollo con Inclusión (FLACSO). Redactora-investigadora argentina del CLAE (www.estrategia.la)



REBELIÓN                                   27 abril del 2018                                         ESPAÑA

Guerra comercial china-estadounidense: punto de inflexión

Miguel Iradier

Tal vez convenga apuntar estas fechas en el diario. Lo leía ayer de Joan Botella en estas mismas páginas: “¡Quién nos iba a decir que hoy el gran defensor del libre comercio mundial es China y el proteccionismo lo cultivan los estadounidenses!”

La guerra comercial USA-China comenzada esta primavera bajo el signo inequívoco de la ofensiva estadounidense. Parece una de tantas, pero podría hacer época. Aunque Estados Unidos ha jugado cuando le ha convenido la carta del proteccionismo, nadie duda en identificarlo con lo más expansivo del imperio. El antiguo imperio chino, en cambio, se llamaba así precisamente por ignorar al resto del mundo tanto como fuera posible y hoy, como sabemos, el grado de lo posible a la hora de ignorar el mundo es muy escaso, justamente en razón de los que eligieron One World como divisa.

Dicho de otro modo, la apuesta por el proteccionismo estadounidense no sería significativa si no se hiciera a expensas de la potencia más renuente a expandirse, y con la arbitrariedad de una inequívoca agresión. El que ataca es el que está a la defensiva y toca defenderse al que no quiere atacar.

Es una cuestión de máximos y mínimos, es un extraño punto de inflexión en un arco muy largo de acontecimientos, y aunque sea algo poco espectacular podría tener efectos muy hondos. Cada cual debería ser muy celoso con los grados de libertad de que disponga a la hora de maniobrar en un ajuste que llevará mucho tiempo.

Un punto de inflexión puede actuar como punto arquimediano en una palanca. Es fama que Arquímedes pedía un punto de apoyo para mover el mundo. Hoy dos potencias bajo la cara de sus mandatorios que pugnan por ver quién tiene más fuerza, por un lado, y por ver quién tiene la palanca más larga, por otro. Es un buen tema para dibujantes y humoristas. Pero no hay un punto fuera del mundo, y justamente por eso, nos afectará a todos.

El cálculo de umbrales en materia histórica es mucho más arte que ciencia. La curva viene de lejos, pero el umbral, la penumbra de esta inflexión, podría empezar a esbozarse allí por el 2008. Si ahora nos acercamos al centro del área de penumbra, eso significaría que no veremos decidida la balanza antes de otros 10 años, más o menos.

China y Estados Unidos no están en las antípodas como dice la cultura popular pero sí es cierto que están en extremos opuestos del hemisferio norte, que es el que concentra casi todo el poder del planeta.

Tal vez algún día en el futuro nos preguntemos, no por qué ganó Trump las elecciones, sino porqué se le permitió ganarlas. Esta guerra comercial no es solo una cuestión de países, es igualmente una redefinición de los intereses locales y globales del capital, y por tanto afectará a la complejísima y variable correlación local-global en su conjunto.

Selección en Internet: Raquel Román Gambino



EL ECONOMISTA                    4 de mayo del 2018                                       ESPAÑA

La demanda de crudo lleva ya casi un año por encima
de la oferta mundial

Víctor Blanco Moro

El aumento de los precios del petróleo lleva ya años fraguándose entre los grandes productores del mundo. El desplome de los precios de los principales barriles de referencia en el mundo, propiciado por un gran aumento de la producción de Estados Unidos al empezar a usar la nueva técnica del fracking, pilló a muchos por sorpresa en el año 2014.

El país que históricamente ha controlado la oferta de oro negro, Arabia Saudita, decidió en un primer momento aguantar el tipo y esperar a que los bajos precios hiciesen mella en los productores estadounidenses. Sin embargo, el país saudita decidió tomar cartas en el asunto a finales del 2016 -un año en el que el barril europeo había llegado a caer por debajo de los 30 dólares-, acordando con el resto de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cártel que lidera Arabia, un recorte de producción al que también se sumó Rusia, el primer productor del mundo.

Desde entonces la situación de sobreproducción que llevaba presente desde mediados del 2014, justo cuando empezaron los desplomes de los precios, se ha revertido: salvo semanas puntuales, el consumo mundial de crudo ha estado por encima de la oferta prácticamente en todo momento.

Actualmente la demanda se mantiene en los 99,1 millones de barriles diarios, mientras que la oferta es ligeramente inferior, en los 99 millones de barriles diarios, según los datos de Energy Intelligence, compañía dedicada al análisis de los mercados de la energía desde hace más de 60 años. Esta situación ha propiciado que el precio del Brent ya suba un 67% desde los mínimos del 2017, que se tocaron en junio, hasta los casi 74 dólares en los que se movía el viernes a media sesión de bolsa estadounidense. Incluso, el Brent llegó a marcar máximos del año, el pasado 1 de abril, por encima de los 75 dólares, un precio que no se veía desde hace casi cuatro años. Por su parte, el West Texas, de referencia en el país norteamericano, cotiza en máximos del año.

Uno de los ejemplos que muestra cómo el exceso de crudo en el mundo ya no es tanto como lo era, es precisamente la cantidad de barriles de oro negro que hay acumulada en los almacenes de todo el mundo: en la semana del día 20 de abril los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron, por primera vez desde el 2014, por debajo de su media de los últimos cinco años, y según publicó entonces Bloomberg, la OPEP ya descontaba que los inventarios globales emulasen a los estadounidenses en esta estadística, y que cayesen por debajo de la media del lustro en algún momento antes de que termine este trimestre.

No cierra el grifo

Si bien los inventarios en el gigante norteamericano se han recortado de forma significativa, no lo han hecho porque la producción en el país se haya reducido: desde mediados del 2016, y salvo momentos puntuales, estos no han parado de subir: en junio de ese año Estados Unidos generaba en torno a 8,5 millones de barriles diarios, una cantidad que se ha incrementado casi un 25%, hasta los 10,61 millones de barriles diarios que se contabilizaron la semana pasada. Por contra, en un periodo similar, desde que la OPEP empezó a recortar a finales del 2016, la producción del cártel se ha reducido un 6,4%, pasando de 33,6 millones de barriles diarios entre todos los países que conforman la organización, hasta los 31,4 millones de barriles que produjeron en total a finales de marzo.

Hay que tener en cuenta que Arabia Saudita tiene un especial interés en que a corto plazo se mantengan elevados los precios del crudo, ya que el país está preparando la salida a bolsa de una porción de Aramco, su petrolera estatal, y unos precios elevados contribuirían a que la colocación se hiciese en la mejor de las condiciones.

Entre las causas más recientes que están generando las últimas subidas en el petróleo, desde Lyxor Asset Management señalan "la geopolítica en Venezuela e Irán, disrupciones de producción en Libia, Angola e Irán, la decisión de la OPEP que podría tomar en junio -se refieren a la posibilidad de volver a ampliar el recorte de producción, más allá del 2018-, la decisión que tendrá que tomar EEUU sobre las sanciones a Irán el próximo 12 de mayo, el objetivo de Arabia Saudita de un crudo en 80 dólares, el inicio de la temporada de más conducción en EEUU y las evidencias de que los inventarios globales de petróleo se están reduciendo".

Selección en Internet: Raquel Román Gambino


SOCIEDAD

EL QUINTO PATIO                    de mayo del 2018                             GUATEMALA

Papi ¿por qué me odias?

Carolina Vásquez Araya*

Las crecientes revelaciones de casos de violación de bebés obligan a reaccionar.

Algo muy malo sucede con la especie humana cuando padres, hermanos, maestros, líderes espirituales o simples vecinos son capaces de violar. Pero algo mucho más perverso se revela ante las agresiones sexuales perpetradas contra seres tan indefensos como bebés, niñas y niños en sus primeros años de vida. Cuerpos y mentes aniquilados por ese embate violento y espeluznante que suele acabar con su vida.

Los casos recientes en Chile y Colombia de violaciones y asesinatos de bebés -por mencionar solo algunos- provocan un asco indescriptible. Sin embargo la repulsa social no es aún suficientemente rotunda para evidenciar el horror de estos hechos por existir una especie de pacto de silencio tendente a poner etiquetas grises sobre los atroces crímenes sexuales perpetrados por hombres. Eso es el patriarcado. Así es como se manifiesta a través de los medios de comunicación, los círculos sociales y los tribunales de justicia esa inconcebible complicidad ante las violaciones sexuales.

"No me lo cuentes" es la primera reacción ante la noticia de una bebé de poco más de un año de vida, prácticamente destrozada por la penetración del pene de su propio padre o de su protector asignado por un juez de familia. Eso, porque no queremos saber los detalles de uno de los episodios más crueles que es posible imaginar contra un ser indefenso. Entonces se nos agolpan las imágenes de nuestras propias hijas e inútilmente intentamos borrarlas para hacer como que nunca nos hubiéramos enterado. Pero estos hechos nos perseguirán porque, como sociedad, tenemos la responsabilidad de hacer algo para evitarlos.

La violación es un crimen convertido en costumbre, en una especie de derecho del macho, en una forma de diversión para jaurías de jóvenes o adultos capaces de asaltar, torturar e incluso asesinar a una niña o una mujer. La violación se considera una manera de reafirmar la virilidad imponiéndose física y psicológicamente sobre alguien del sexo opuesto o de su mismo sexo y por ello se ha utilizado históricamente como táctica de guerra. La violación ha sido la manera de someter a otro ser humano y arrebatarle la dignidad.

Esto es una realidad a la cual se enfrenta la mitad de la población mundial; esa mitad que para equiparar sus derechos humanos con los de sus pares masculinos ha tenido que arriesgar la vida y soportar múltiples campañas de desprestigio por tener los arrestos de intentar un cambio radical. Pero los avances, aunque importantes, no son suficientes. A las mujeres se les niegan sus derechos desde antes de nacer y esa desigualdad contribuye a colocarla en posición de inferioridad en su hogar, en su escuela y en su puesto de trabajo durante todo el resto de su vida. Por ello, cuando denuncia una violación o un acto de acoso, es la primera víctima del sistema. A ella se la interroga con dureza, en ella recaerán las dudas y será sancionada por ponerse en la situación objeto de su denuncia. De hecho, se la condenará por haber tenido el descaro de poner de manifiesto uno de los mayores vicios de la sociedad: la misoginia.

Si para las mujeres adultas el sistema patriarcal representa un atentado a su integridad como ser humano, la situación de una niña dependiente de las decisiones de los adultos que la rodean puede llegar a ser una de las peores pesadillas si esos adultos abusan de su debilidad y la convierten en una esclava sexual desde sus primeros años de vida. Para estas prácticas inhumanas, sin embargo, no existen obstáculos bien definidos porque la voz de las víctimas apenas ahora comienza a escucharse.

Los depredadores sexuales son sujetos normales, respetados socialmente, amparados por el sistema.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

*Periodista, editora y columnista chilena en Guatemala.



REBELIÓN                                3 de mayo del 2018                                        ESPAÑA

Un nuevo avance contra los derechos laborales

Julio C. Gambina*

Como si fuera una broma pesada, en la víspera del Día Internacional de los Trabajadores, el gobierno de Macri presentó al Parlamento, de manera parcial, su proyecto de reforma laboral.

Incluyen para el debate: el llamado blanqueo contra la irregularidad en el empleo, que involucra entre 35 y 40% de la población trabajadora; los temas relativos a pasantías y capacitación profesional para jóvenes; asuntos relativos a la salud y los servicios médicos que afecta a la seguridad social; y el caliente tema de las indemnizaciones por despido excluyendo el aguinaldo y otros ingresos percibidos, tanto como la creación de un Fondo de Cesantías del que surgirían en el futuro las menguadas compensaciones por despido.

Resulta muy grave el tema indemnizatorio, con la pretensión de excluir de su cálculo desde el aguinaldo a premios y beneficios acordados entre empresarios y trabajadores. Quieren disminuir el costo por despido. Para aquellos empresarios que se acojan al blanqueo se les extingue la acción penal y se los libera de multas y sanciones de todo tipo, sacándolos de todo registro de incumplidores de la legislación laboral y de seguridad social. Claro que el trabajador deberá resignar todos sus derechos de litigar contra la impunidad empresaria.

El argumento oficial es que en esta ocasión se tratarán aspectos consensuados oportunamente con la dirigencia sindical. Vale aclarar que remiten a aquellos invitados al diálogo, especialmente la cúpula de la CGT, excluyendo a las CTAs y otras organizaciones sindicales no alineadas en centrales, y ni hablar de los movimientos sociales o territoriales que agrupan a los principales perjudicados por la irregularidad derivada de la impunidad empresaria.

Aun así, prácticamente todo el arco sindical y de movimientos sociales indicaron no acordar con criterios que disminuyen ingresos, especialmente relativos a proyecciones sobre las indemnizaciones que afectan ingresos de los despedidos.

Nadie duda que la iniciativa pretenda un nuevo intento por consolidar la ofensiva contra los derechos históricamente conquistados por la lucha de las trabajadoras y los trabajadores.

El gobierno trata de intervenir en una lógica integral de reducción de salarios y baja del costo laboral para beneficio de la ganancia empresaria, por lo que se pretende afectar el monto de las indemnizaciones por despidos. Parte de la estrategia apunta a la súper-explotación de jóvenes entre 18 y 24 años, bajo el régimen de pasantía por un año para la formación, especulando con la necesidad de empleo de los más jóvenes a cambio de míseros ingresos.

Son guiños a los inversores externos para hacerles más atractiva la perspectiva de inversión. El costo de esa estrategia lo sufrirán los trabajadores y las trabajadoras con pérdidas de ingresos y de derechos. Al aumento de las tarifas de servicios públicos y transporte, se pretende ahora la reducción de ingresos regulares, trasladando con mayor agresividad el ajuste sobre la clase trabajadora. Es el camino de la reforma previsional de diciembre pasado.

Es curioso como vuelven sobre el argumento de la litigiosidad en materia laboral, como si la defensa de derechos sociales, sindicales y laborales fuera “el” problema del funcionamiento de la economía. La imaginación es que todo se resolverá con esas esperadas y esquivas inversiones por las que claman las autoridades y por eso les ofrecen en bandeja la incompleta reforma laboral.

No es bueno el clima político para este ensayo de ajuste laboral que promueve el gobierno Macri. No solo por la discusión tarifaria en proceso, sino porque la conflictividad sindical y social supera toda parálisis imaginada de cara al mundial de fútbol. Son variados los frentes de lucha del gobierno y no solo desde el movimiento popular. Los que dominan presionan por estas medidas con corridas sobre el peso, elevando cotización del dólar, para avanzar más rápido en el ajuste y habilitar el conjunto del programa liberalizador de los grandes capitales.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

*Doctor en Ciencias Sociales de la UBA. Profesor titular de Economía Política., Universidad Nacional de Rosario.


CIENCIA Y TECNOLOGÍA

LA VANGUARDIA                    3 de mayo del 2018                                       ESPAÑA

La radiación “letal” que provocó Little Boy en Hiroshima

La bomba atómica de Estados Unidos dejó dosis de 9,64 Gy, cinco veces más elevada que cualquier radioterapia

David Ruiz Marull

El Enola Gay había despegado de madrugada, desde una posición desconocida del Pacífico. El bombardero B-29, con el coronel Paul W. Tibbets al mando, volaba con rumbo fijo hacia la costa oeste de Japón. A las 8:15 estaba sobre su objetivo, a unos 600 metros de altitud sobre Hiroshima, la que era la ciudad más industrializada de Japón y donde vivían unas 350 000 personas.

La mayoría aún se estaban despertando cuando oyeron estallar a Little Boy, la bomba de uranio-235 de 4.400 kilogramos de peso, tres metros de longitud, 75 centímetros de diámetro y una potencia explosiva de 16 kilotones (1 600 toneladas de dinamita). Era el 6 de agosto del 1945 y los Estados Unidos acababan de lanzar la primera bomba atómica sobre población civil.

Los supervivientes vivieron el horror en sus propias carnes. El calor era insoportable, tan intenso que quemaba la piel. El aire estaba tan contaminado que incluso se hacía difícil respirar. Lo que nadie podía medir en ese instante era la cantidad de radiación que estaba afectando sus organismos. Ahora, 73 años después, ya tenemos respuesta a esa pregunta.

Investigadores de la Universidad de Sao Paulo han medido la exposición a partir del hueso de la mandíbula de una de las víctimas del bombardeo. Su estudio, publicado en la revista Plos One, revela lo que era evidente: la cantidad mortal de radiación -que se extendió también por las estructuras de la zona, materiales de construcción, plantas, animales...- en el momento de la explosión.

Los huesos y, principalmente, los dientes sirvieron como dosímetro. ”Un dosímetro es un dispositivo utilizado para medir la dosis de radiación, es decir, la cantidad de energía que se deposita en la materia por unidad de masa”, explica el profesor Oswaldo Baffa en un comunicado

“Los huesos poseen una parte orgánica y otra mineral, y la parte mineral posee un componente llamado hidroxiapatita. Esta posee propiedades paramagnéticas, es decir, que es capaz de registrar la interferencia de los campos magnéticos externos, como el producido por la detonación, funcionando como un tipo de memoria magnética de la exposición a la radiación”, añade.

Lograr estos resultados ha sido un trabajo largo y difícil que se remonta al 1973, cuando Sérgio Mascarenhas, uno de los autores de este estudio y profesor del Instituto de Física de San Carlos, viajó a Japón y realizó un experimento preliminar sobre las muestras de huesos de las víctimas. “Había un problema en la muestra, que era una señal de fondo de origen desconocida, que obstaculizaba las mediciones del dosímetro”, recuerda Baffa.

“Fueron necesarios avances en los estudios sobre propiedades paramagnéticas y la tecnología de procesamiento de señales para separar la señal de fondo y permitir la medición de la dosis”, indica. Con estas mejoras se ha podido analizar en profundidad un fragmento de la mandíbula de una víctima de la explosión de Hiroshima.

Los expertos utilizaron equipos de resonancia para “leer” la memoria magnética y obtener el espectro paramagnético de la hidroxiapatita. “A continuación, añadimos una dosis adicional de radiación a la muestra. Cuando se miden las diferencias en el espectro, es posible obtener un marcador que estima la dosis a la cual el hueso fue sometido con la explosión de las bombas”, señala.

Los resultados indicaron que este hueso estuvo sometido a una dosis de 9,46 Gray (Gy), que indica la dosis de radiación. “Este valor es compatible con la dosis obtenida por medio de otras técnicas, en muestras no biológicas como, por ejemplo, en la medición de la luminiscencia de granos de cuarzo presentes en los fragmentos de ladrillos y tejas encontradas en el lugar de las explosiones”, cuenta el profesor.

Baffa resalta que la dosis encontrada en la muestra se considera alta. “Una dosis de 5 Gy expuesta por todo el cuerpo, cerca de la mitad del valor obtenido, ya es fatal”, observa. “En una sesión de radioterapia, el paciente se somete a una dosis menor de 2 Gy aplicada en un lugar específico del cuerpo. Para eliminar un tumor, se utilizan 30 Gy, dirigidos a áreas más pequeñas, de algunos milímetros cuadrados”, apunta.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo


Director: Amado Soto García Editora: Raquel Román Gambino Sala Digital: Ahmed Valdés Orozco
Selección en Internet Melvis Rojas Soris, Inalvys Campo Lazo Raquel Román Gambino y Lázaro Zada Carpio
Teléfonos: 860-5750  855-5830 Email: panorama@cc.cu
Fundado el 24 de abril de 1961  Redacción: Sede del CC PCC, Palacio de la Revolución

No hay comentarios:

Publicar un comentario